Etiqueta: publico

Opinión| Que bonito es…

Como dice el cántico, que bonito es ir al estadio a animar a tu equipo. Gracias a dios, este sonido, y otros muchos, volverá a sonar en La Rosaleda. Aunque parezca mentira, esa rutina que teníamos olvidada volverá, bendita rutina. El quiosco Manolo empieza a ponerse de gala para recibir a los malaguistas y los «puestecillos» empiezan a montar sus mesas con chucherías y las neveras con refrescos, porque vuelve el público a La Rosaleda.

No volvemos todos, ni mucho menos, varios son los malaguistas que nos han dejado durante esta pandemia o los que se encuentran luchando contra el propio virus. Todos vamos a echar en falta a alguien en «nuestra Rosaleda», como dice el pasodoble de «Paco Susi».

Pero gracias a dios, o a quien cada uno le rece, se puede volver a decir eso de «que ganas de que llegue el domingo para ir al tempo», o el ya clásico «otro partido en lunes» acompañado de algún piropo al señor que pone los horarios.

La realidad es que hemos sufrido, llorado y reído en cada uno de esos asientos. Hubo un tiempo, en el que esa gran estructura de cemento rugía y asustaba al más feroz de los leones e incluso hizo llorar a algún que otro dragón aquel 13 de marzo de 2013.

Vuelven los fieles malaguistas, los viento y marea, los +viento y marea, además de «la santa madre que los parió a todos» y les hizo malaguistas, porque aunque la situación haya hecho de las dos últimas campañas de abonos un caos, la afición ha respondido.

Nos van a poner trabas, que si porcentajes reducidos, certificados, miles de «trámites» para volver, pero este sábado vuelve a rugir Martiricos y lo hará con un puñado de malaguistas.

El primer día será ilusionante, habrá que tener mucha precaución y sobre todo valorar lo que ha costado llegar hasta aquí. Porque, aunque nuestro vecino de asiento este a 2 metros y no podamos abrazarles, lo hemos conseguido. Hemos vuelto.

Así que como dice el cántico, grita conmigo «Que bonito es, cuando salgo de casa, para ir al estadio, a animar a mi equipo»

Oficial| El público vuelve a La Rosaleda

El partido ante el Tenerife contará con un aforo por determinar

El conjunto blanquiazul ha anunciado la decisión tomada con el permio de la Junta de Andalucía. El partido que tendrá lugar el próximo 7 de agosto (21:00) contará con un número por determinar de aficionados, lo que representará como mucho un 20-25% del aforo.

El feudo de Martiricos volverá a contar con aficionados 517 días después, o lo que es lo mismo 1 año y 5 meses. Han pasado desde entonces por La Rosaleda, partidos internacionales, equipos de «La Academia», el Rincón o hasta la supercopa de España.

El encuentro contará con las siguientes restricciones y normas para la venta de entradas:

A pesar de las limitaciones, todavía por determinar, los malaguistas volverán a disfrutar de su equipo en La Rosaleda. En esta ocasión, será para finalizar la pretemporada del conjunto de José Alberto. El último partido antes de debutar en LaLiga SmartBank será contra el CD Tenerife el sábado 7 de agosto a las 21:00 horas. 

A falta de conocerse en los próximos días el número de localidades disponibles, la documentación que se requerirá en los accesos, y el precio de las entradas; se confirma que se seguirán las medidas de seguridad llevadas a cabo hasta la fecha, control sobre el uso de las mascarillas, toma de temperatura y se limitarán todo lo posible los movimientos internos en el recinto para que se garanticen las medidas de prevención sanitaria durante el encuentro. 

La mayor de las certezas en la vuelta a La Rosaleda, como se comunicó en las últimas semanas por los canales oficiales del Club, es que los Fieles Malaguistas tendrán preferencia en la compra de entradas, que se realizará exclusivamente online. Cada Fiel podrá adquirir un máximo de una localidad por persona, siendo esta personal e instrasferible.

Por último, los asistentes deben tener en cuenta que los bares del estadio están cerrados, lo que implica que los servicios habituales de venta de comida y bebida no estarán disponibles. Además, la consigna también estará inhabilitada. 

Malaguistas, ha llegado el momento de volver a La Rosaleda. ¡A disfrutar!