Etiqueta: Barcelona B

Fuente de la imagen de portada: El Correo de Andalucía

UN VISTAZO AL PASADO| Barcelona B 1-2 Betis (2014/15): Promesas, veteranía y espectáculo en un mismo partido

Fuente de la imagen de portada: El correo de Andalucía

Sandro Ramírez, Adama Traoré, Jorge Molina, Dani Ceballos… Muchas eran las estrellas que jugaron y siguen jugando en la Liga Smartbank, aunque en este caso, utilizaremos el pretérito perfecto simple, porque en Gol de Plata viajamos al pasado, concretamente a un 12 de abril de 2015, donde en el mini-estadi vivimos un partido emocionante entre el filial del Barça, un filial plagado de jóvenes talentos que, en la actualidad, ya se han convertido en auténticos cracks, y un Betis que no tardó en subir a primera de nuevo, y con mucho mago del balón también.

Nada más empezar, el partido ya prometía mucha emoción, sobre todo al ver la cantidad de afición verdiblanca animando a los suyos pese a ser visitantes en las gradas, todos muy compactos y sin dejar de animar. Y es que en Cataluña, hay varias peñas del Betis, y sin contar los que viajaron de Andalucía o de cualquier lado donde hubieran béticos con el objetivo de animar al equipo que luchaba por el ascenso. Entre eso, y la afición blaugrana que animaban a su filial, para nada fue un partido sin ambientación. Más bien todo lo contrario.

Como he mencionado anteriormente, el Betis viajaba a Barcelona para mantenerse en la lucha directa por el ascenso directo, en el primer puesto y a punto de certificar matemáticamente la vuelta a primera, frente a un Barcelona B a la vicerversa, es decir, batallando para no bajar a segunda B. Diferentes objetivos, pero mucha batalla se veía.

Los aficionados verdiblancos se hicieron notar en el Mini Estadi. Muy unidos se le vio, incluso vemos en la imagen, de modo surrealista, un infiltrado con la bufanda del Atleti. Para variar. Fuente de la imagen: La Liga SmartBank

Empezó el partido con los de Pepe Mel, entrenador del Betis en ese momento, teniendo el balón, pero el primer golpe llegó por parte de los culés, destacando la aportación ofensiva en banda de un veloz y desconocido Adama Traoré, el Adama que milita en el Wolves en la actualidad, el que jugará la Eurocopa con España, el que destacaba por su físico emulando a un luchador de la WWE, aunque en ese entonces, hace 5 años, no era tan ancho como ahora, pero seguía siendo una bala, y una gran jugada suya por la derecha terminó en un intento fallido de remate del atacante camerunés Dongou. No obstante, atrás esperaba Sandro Ramírez, el conocido Sandro que actualmente milita en el Valladolid pese a los rumores de futuros equipos tras él. El canario remató primero al palo, pero a la segunda, fue la vencida. El Barça B golpeaba primero y todo el equipo lo celebraba con mucho ímpetu, pues dejaban el descenso atrás.

Podemos ver que en ese Barça B había mucha promesa, y no sólo en ataque, pues en ese mismo once estaban presentes el actual centrocampista del Girona, Gerard Gumbau, el lateral izquierdo titular del Benfica en el presente, Alejandro Grimaldo, uno de los referentes en la defensa de la Lazio, Patric, quien festejó el gol como loco, y por no olvidarnos de la joya croata que prometía muchísimo con 17 años, Alen Halilovic. Se hablaba maravillas de él. Ahora, también, pero en Birmingham, donde demuestra su potencial. En resumen, mucho talento en el equipo culé pese a la complicada campaña, y golpearon primero. ¿Cómo iba a reaccionar el Betis? Pues de brazos cruzados, no.

Los jugadores del Barcelona B en la celebración del gol de Sandro Ramírez. Fuente de la imagen: La Liga SmartBank

Los béticos empezaron a buscar el empate, a tener el balón, a intentar combinaciones y jugadas por banda, buscando a sus referentes en ataque, la dupla Rubén Castro y Jorge Molina, los Villa y Torres de aquella época en segunda división. Sin embargo, tanta insistencia y acompañados por el auge de la afición verdiblanca en Barcelona, que el empate llegó, y no de cualquier manera, pues si anteriormente mencionamos el talento y las perlas del equipo catalán, los del Betis quisieron contestar. Ellos también tenían talento, y mucho. Y de qué manera. ¿Quién anotó el empate? El actual centrocampista del Arsenal, uno de los futbolistas españoles con más técnica y habilidad con el balón: Dani Ceballos, con 18 años en ese momento y con el dorsal 46, marcaba desde fuera del área con un disparo no muy potente, pero colocado, el cual se fue envenenando hasta dar en el palo y besar la red. 1-1 en apenas 20 minutos de partido. De hecho, en la imagen de portada del propio artículo, podemos ver cómo un joven Ceballos celebra su tanto.

No obstante, fue un partido emocionante, con ocasiones de todo tipo, idas y venidas constantes, pero si el partido no terminó con un marcador abrumador, fue por las intervenciones de los porteros. José Aurélio Suárez por parte de los catalanes y Adán por el Betis. En ese partido se les recuerda por grandes atajadas cuando en el césped las defensas presentaban desajustes. El aficionado neutro no se aburría, aunque el aficionado parcial rozaba el infarto en algunas facetas del campo, pero ambos guardametas, asturiano y madrileño respectivamente, resolvieron con buenas atajadas, sobre todo en la primera mitad.

Jornada 33: Barça B 1-2 Real Betis - estadiodeportivo.com
Fue muy partido muy batallado por parte de ambos equipos. Aquí vemos a Patric peleando un esférico con Rubén Castro. Fuente de la imagen: Estadio Deportivo

Aún así, el marcador seguía sin moverse. El Betis seguía dominando y buscando a sus referencias ofensivas, mientras que el Barcelona buscaba coger por sorpresa a los andaluces con la rapidez de sus joyas o el empuje de Gumbau en el centro del campo. Las ocasiones seguían, las llegadas eran inminentes sin moverse el marcador… hasta que llegó el minuto 69. José Aurélio Suárez, pese a su gran partido, no era la Virgen del Mar reencarnada. No podía hacer milagros. Y en esta ocasión, no lo atribuímos al talento, sino a la veteranía, a la madurez, a un guerrero dentro del área. Total, que el lateral Molinero corría por la banda. Se preparaba para centrar. Los tambores de guerra sonaban con más fuerza. Finalmente, su centro lo terminó rozando con la cabeza Rubén Castro para que Jorge Molina, el mítico Molina, controlara con el pecho y ponía la punta de la bota para hacer el gol que adelantaba a los béticos, justo en la portería donde, al fondo, la marea verdiblanca se ubicaba, con lo cual aquel gol sonó como un rugido muy épico. Los tambores de guerra pasaron a festividad bética y el Betis se aferraba aún más al primer puesto. Primera estaba cada vez más cerca.

El Betis va directo a Primera por la ruta catalana
El capitán Jorge Molina celebrando el gol hacia su afición. Fuente de la imagen: El correo de Andalucía

Sin embargo, el Barcelona B intentó reaccionar, pero poco. Vinyals, entrenador culé en ese momento, intentó meter más cicaña en forma de talento fresco en el campo, como Munir El Haddadi o Babunski, pero tan sólo un tiro de falta de Grimaldo que se marchó fuera fue la acción más cercana al empate. E incluso pudo llegar al tercero verdiblanco, si el cañonazo de Jordi Figueras no hubiera dado en el larguero. Hubo alguna que otra ocasión más, pero el marcador terminó así, con un Betis llevándose la victoria y dejando al filial blaugrana en la zona roja de la tabla.

En resumen, nunca viene mal echar una ojeada al pasado y recordar algunos partidos que tuvieron su inquietud e incluso resultarían interesantes para recordar en la actualidad. Probablemente seguiré rescatando algún que otro partido de hace varios años atrás para comentar, con sus peculiaridades, su emoción, su polémica…. Eso es todo.

Pol Belman