El partido tuvo un guión claro desde el principio. El Oviedo se hacía con el dominio del balón y el Alcorcón bien ordenado esperaba tener alguna ocasión en alguna imprecisión o en algún contragolpe generado por algún error azul . Los locales no conseguían ser peligrosos en tres cuartos y prácticamente no tenían ideas ni conseguían inquietar a los alfareros, que por el contrario fueron los primeros en inquietar la meta defendida por Femenías ,con Marc Gual como el único hombre capaz de acercarse al arco rival en dos disparos lejanos.

No pasaba nada en el partido hasta que una gran jugada de Nahuel y un pase sensacional de Sangalli a Juanjo Nieto al segundo palo dejaba franco al castellonense para abrir el marcador pero el poste evitó este desenlace. Como jugada polémica destacar un posible penalti de Boateng a Borja que ni siquiera se revisó .La segunda parte el Oviedo buscó con mas ahínco la meta rival pero sin grandes ocasiones . Incluso el Alcorcón en un saque de esquina fue capaz de asustar con un remate de cabeza a los locales. Cuando todo parecía que iba a acabar en tablas cambio radicalmente cuando el VAR revisó un penalti que nadie vió en directo en un disparo que impactó en la mano y después en la cabeza de Cedric. Pérez Pallas mando revisar la jugada y el colegiado Sánchez López decretó la pena máxima que Hugo Fraile no perdonó. Pero los locales acostumbrados a remar contracorriente y tras un barullo en el área consiguieron el empate dos minutos después por medio de Sangalli, el mejor de los locales. En los dos últimos minutos primero el larguero y Femenías para el Oviedo y después Dani Gimenez para el Alcorcón evitaron que nadie se fuera con los tres puntos. El Alcorcón sigue sin perder en los últimos 4 partidos y el Oviedo vuelve a sumar un punto que le da confianza en su visita del domingo a Sabadell.