OPINIÓN | Som vermells-i-blancs…

Adiós 2020.

Ayer pudimos disfrutar del último encuentro que se disputaría en Montilivi este año tan caótico. Ha sido una montaña rusa, de emociones y decepciones, pero menudo año. Todo comenzó con una ilusión de toda una ciudad. La historia está cambiando, ya ves por la calle a la gente, como diría el eterno capitán, Granell. Ves a la gente con la camiseta del equipo de sus raíces y su nombre a la espalda, o su jugador favorito. Ya no es la historia de siempre, la historia con la que nos conocen.

Todo comenzó con la ilusión que 10 años atrás, ni un loco tuviese. La ilusión de volver a la categoría dónde fuimos tan felices. Crecimos como equipo, hundido por la miseria y escalemos posiciones hasta lo máximo que pudimos, quintos. Pasamos un obstáculo, otro y otro, hasta que nos volvimos a topar con uno gigante. Nosotros, la gente orgullosa de esta tierra y que de verdad queremos el bien para este equipo, para este escudo, estamos ya acostumbrados: nos golpean y volvemos a levantarnos más fuertes. Nos volvimos a golpear de bruces.

Este equipo se ha levantado de peores y, estamos felices ya por haber disfrutado de lo máximo que podíamos soñar antes, sólo pedir que este equipo que se hizo grande a base de golpes y sufrimientos, siga haciéndonos disfrutar, reír y gritar eufóricos, pero sobretodo, siga defendiendo nuestros colores y nuestro orgullo por encima de todo. Esto, esto es el orgull gironí del que presumimos.

T’estimo Girona❤️

NO TE LO PIERDAS  Crónica | Lugo 1-0 Girona: El Lugo se reencuentra con la victoria en su semana de fiestas

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *