Ramón Enríquez e Isco Alarcón

OPINIÓN | MÁLAGA: ¿EN BUSCA DEL NUEVO ISCO?

El cuadro malacitano está cuajando una temporada notable. Quizá ha tenido algún que otro bache y alguna frenada, pero en general, está sacando buenos resultados y, si esta noche obtiene un triunfo ante un Lugo que no le pondrá las cosas fáciles, entrarán de lleno en la pelea por los puestos de los playoffs, un Málaga cuya plantilla es competitiva, con carácter, orgullo y, sobre todo, con mucha juventud y mucho talento. Precisamente, de esto mismo hará referencia este artículo.

Porque muchos aficionados al fútbol conocen la situación por la que ha atravesado el Málaga, tanto desde su descenso como hasta los baches administrativos y carencias dignas de una tiranía que ha afectado al club, a los propios jugadores e incluso a la propia afición, la más perjudicada. Ahora se está recomponiendo, parece ser. Aún es pronto para confirmar nada, pero poco a poco va asomando la cabeza, y veremos si en un futuro no muy lejano volvemos a ver aquel Málaga que maravilló a toda Europa, el Málaga de la temporada 11/12 y 12/13 donde combinaba vetaranía y garra en el equipo con jugadores como Toulalan, Iturra, Wellington, Santa Cruz, Saviola, Joaquín… junto al talento altamente prometedor de Isco.

Y precisamente sobre él ibamos a introducir el tema de esta informe. Muchos son los que, me incluyo, quedaron fascinados ante la técnica y magia con el balón en sus pies de un joven futbolista de 21 años que en el Valencia no supieron valorar y que en el cuadro costasoleño ofreció una temporada para enmarcar con grandes jugades tanto individuales como colectivas y metiendo algún que otro golazo para la hemeroteca, ejemplo del bombazo ante el Porto donde el Portero Helton la vio venir, suceso clave para llevar al Málaga a los cuartos de la Champions League. Bien es cierto que en el Madrid no está pasando por su mejor momento, pero su magia nunca desaparecerá. Ahora bien, de cara al cuadro malacitano en la actualidad, seguramente hay más de un aficionado al fútbol con esta reflexión en la cabeza: ¿Volveremos a ver a un jugador como Isco en el equipo andaluz? O mejor dicho: ¿Y si ya existe un jugador en la plantilla con unas cualidades que puedan recordar al mágico Alarcón?

NO TE LO PIERDAS  PREVIA | Zaragoza - Lugo, acabar la temporada con buenas sensaciones

Dicha pregunta podemos responder asintiendo con la cabeza cuando vemos en el equipo a futbolistas o proyectos de futbolistas de élite que, pese a su juventud, están mostrando buenas apariciones con el cuadro andaluz, como es el caso de Ramón Enríquez, un jugador que no hace mucho militaba en las categorías inferiores del Málaga, un jugador que conoce la casa desde chico y que, esta campaña, se ha estrenado con el primer equipo, sorprendiendo a muchos, sorprendiendo para bien. Ya con el golazo que metió ante el Castellón con el exterior, impactó visualmente a varios espectadores. Aquí es cierto que entraríamos en un debate sobre si el gol fue queriendo o un golpe de suerte, pero poco a poco veíamos a un jugador distinto, comprometido y, de cara a los siguientes partidos, un jugador con buen manejo de balón, buena conducción, fantásticos cambios de ritmo, visión de juego, regate… un jugador de la casa costasoleña con mucha proyección para los próximos años y que, con regularidad, confianza y compromiso, ¿quién nos dice que estamos ante un nuevo Isco? Quizá es pronto, pero seguramente más de uno lo puede haber pensado en alguna ocasión. Que bien es cierto que Ramón no es tanto un medio centro ofensivo y un jugador de banda como lo es el actual jugador merengue, sino más bien un centrocampista puro, pero con técnica y habilidad, no podemos negar que tienen su similitud.

No obstante, no sólo de Ramón hablaríamos cuando hacemos referecia al talento malaguista. Existen otros diamantes en bruto de la cantera malacitana que provocan elogios y buenas sensaciones de cara a lo que pueden llegar a generar y lo que prometne, ejemplo del joven David Larrubia, jugador de banda de 18 años que ya ha mostrado buenas actuaciones pese a su todavía escaso protagonismo en la primera plantilla debido a la competencia que hay en su posición y porque todavía se está formando como futbolista de élite, con lo que la paciencia en estos aspectos es fundamental. Y podríamos seguir hablando también de jugadores como Julio Martínez, quien ha tenido alguna que otra oportunidad por parte de Pellicer para mostrar su potencial, o Juan Cruz, a quien el aficionado de Málaga seguramente tendrá en cuenta debido a su calidad. También podríamos mencionar al lesionado Hicham Bousefiane, aunque en este caso hablamos de un futbolista más destacado por su velocidad y descaro. Sería más comparable a un extremo puro.

NO TE LO PIERDAS  Fin a la "era Albés" en Lugo

En resumen, el proyecto futbolístico que se desempeña en el Málaga es bastante prometedor. Tampoco estamos hablando de la Masia del Barcelona durante la era Guardiola-Laporta, las cosas como son. Sin embargo, hoy en día estamos viendo en el club costasoleño a muchos jugadores que, por su rol y sus habilidades, pueden recordar a cracks como Isco, caso de Ramón, entre otros, y eso hace enorgullecer al aficionado malaguista, debido al talento que tiene su equipo, en términos generales.

Pol Belman

PD: Imagen de portada: Ramón Enríquez a la izquierda (fuente de la imagen: Cadena SER) e Isco Alarcón a la derecha (fuente de la imagen: Diario digital ‘La opinión de Málaga’).

Leave a Reply