Opinión | El “Alba” puede hacerlo mejor

Tras finalizar el mercado de fichajes de verano de esta temporada, vemos por encima la plantilla del Albacete Balompié con 24 jugadores profesionales. Nos damos cuenta que no tienen equipo para dar la imagen tan pobre que se ha visto, por parte del club manchego, en estas primeras 4 jornadas.

El primer problema que tiene el equipo son las múltiples lesiones con las que ha empezado la temporada: Nahuel Arroyo y Liberto Beltrán, los dos extremos izquierdos del club han comenzado la temporada lesionados, se le suma las bajas de Alberto Benito al lateral derecho y Fran García al lateral izquierdo, además de Álvaro Peña en la creación de juego del equipo.

Por lo que, Lucas Alcaraz ha tenido que empezar con “parches” en esas posiciones. El más claro y más notorio es el de colocar a Manu Fuster en banda izquierda en los partidos contra la Ponferradina y el Fuenlabrada, haciendo así; que el centrocampista valenciano no pueda participar en el juego tanto y como le gustaría hacerlo. Que al mismo tiempo, es donde más necesitado esta el club, en la faceta creativa. A pesar de que no coincide al 100% con el estilo de juego que plantea Alcaraz.

En la posición que esta mejor cubierta del equipo es la delantera. Con dos de los mejores delanteros de la competición, Alfredo Ortuño y Roman Zozulia. Se esperan grandes expectativas de los dos arietes albacetistas, se esperan muchos goles por parte de los dos, goles que aún no han llegado; porque no les llegan balones claros y buenos a estas “bestias” del área.

Por otra parte, la gran “estrella” del Albacete, Álvaro Jiménez, aún no actuado como tal, como dice su apodo “Tornado”, solo poniendo balones imposibles de rematar, balones largos y sin apenas profundidad. En Albacete se espera la actuación “postcovid” que maravillo a los aficionados la temporada pasada.

La posición más necesitada del “Alba” es la defensa, una defensa que había estado bien reforzar en las últimas horas de mercado, ya que tienes a 4 centrales: uno lesionado hasta el año que viene, otro muy propenso a lesionarse, y aún encima renuevas hasta 2022, un tercer central que ya no es lo que demostró hace dos temporadas y por último la gran esperanza en la zaga albacetista, Ivan Kecojevic.

En la portería estamos bien cubiertos, con Tomeu Nadal, el portero que más veces ha vestido la camiseta del Albacete Balompié, con 157 partidos oficiales. Y un segundo portero de garantías como Bernabé Barragán.

Una plantilla rejuvenecida, con fichajes muy prometedores de 2ºB como David Del Pozo, que me hubiese gustado verlo contra el Real Oviedo, los ya nombrados Nahuel Arroyo y Liberto Beltrán. Además de fichajes de garantías con una buena experiencia en la categoría de plata, como son Javi Navarro procedente del Cádiz en calidad de cedido y Pape Diamanka, este último “abrió la lata”, marcando el primer gol en esta temporada para el equipo manchego, en el empate en casa contra el Real Oviedo y con dos futbolistas menos el equipo bermellón.

“Llevo 30 años en esto y sé que el equipo va a ir para arriba”, declaró el técnico granadino después del último encuentro del “Alba”.

Quizás el gran problema que tiene el club es el planteamiento táctico que tiene Lucas Alcaraz, un planteamiento que nos vino muy bien para salvar la temporada pasada, pero muy pobre para iniciar una temporada y un proyecto nuevo.

Por lo que en mi opinión con un cambio de entrenador, el Albacete Balompié lo puede hacer mucho mejor.

Leave a Reply