OPINIÓN | CAYE QUINTANA, SINÓNIMO DE GUERRERO SOBRE EL CÉSPED

El Málaga, pese al batacazo que se llevó el pasado finde ante el Espanyol, conserva una plantilla dinámica, con talento, juventud y mucha sangre malacitana. Está contrarestando las salidas que ha sufrido con apuestas de futbolistas con poca experiencia pero con mucha actitud, auténticos jugones criados en la Costa de Sol pero, aparte, también ha tratado de mejorar la planificación de su plantilla con algunos fichajes de gran nivel para segunda división, caso del veterano Orlando Sá, el argentino Chavarría o Jozabed.

Sin embargo, en Gol de Plata vamos a halabar uno de los refuerzos que el cuadro andaluz ha hecho en ataque, pieza clave en el sistema de Pellicer y que, pese a que hace poco la cuenta oficial del Málaga anunció que sufrió un esguince de rodilla que deja en duda su presencia ante el Sabadell, ha mostrado un rendimiento digno de admirar. Hablamos de Caye Quintana, el delantero de Isla Cristina que ha venido para ser importante en la categoría de plata.

Para muchos fanáticos del deporte nacional en nuestro país, no tan sólo en primera división, sino en otras categorías más inferiores e infravaloradas en algunos casos, muchos recordaran a Caye por su paso por varios clubes como el Racing de Santander, el FC Jumilla o el Recreativo de Huelva, en este último dejando una importante cifra de goles en su historial. Ahora, en el Málaga, cedido por parte del Cádiz hasta final de temporada, ha venido para demostrar que es un atacante de un nivel digno de segunda división e incluso, por qué no decirlo, con dotes para competir con atacantes de primera. En cuando se recupere de su lesión, que esperemos que sea pronto, seguro que volverá con más fuerza, la fuerza que se le ha visto aportando en el campo, aprovechando los minutos que el míster le ha ido dando hasta hacerse fijo.

NO TE LO PIERDAS  El Oviedo se desinfla en el Gran Canaria

Para los que no han visto a Caye, se trata de un delantero que, aunque no anote gol, se retira al final del encuentro como un gladiador tras competir con leones, en otros términos, es de esos delanteros incansables que desquician a la defensa rival, batallando por cada balón aéreo y disputándolo como si no hubiera un mañana. Por lo menos eso ha demostrado en los primeros partidos del Málaga en este primer tercio de la competición, con lo que no lo decimos por un fanatismo de boquilla, sino por los propios hechos demostrados que el propio futbolista onubense ha plasmado en el campo ante equipos de gran prestigio como el Zaragoza, el Sporting, el Alcorcón o el Mirandés. Por eso es interesante recalcar estos tipos de jugadores que, aunque no lo parezca, son cruciales para su equipo. No hablamos de un futbolista que asombre a los espectadores con magistrales filigranas como hacían Ronaldinho o Kaká, ni de pumas con una aceleración imperial como Aubameyang. Caye es, por lo que ha demostrado, un jugador rápido, con poderío físico, bueno posicionamiento, buenos cambios de ritmo, buen manejo de balón y que, por encima de todo, a diferencia de muchos renombres o intentos de estrellas con mucho marketing de por medio que tan sólo quieren ofrecer espectáculo sin mucho desgaste, Quintana no descansa hasta que el árbitro pita el final. Un delantero de aquellos que muchos aficionados fieles a sus equipos echan en falta en muchas ocasiones, un delantero guerrero que, a la que el jugador rival se descuide, te la lía en la zona ofensiva.

NO TE LO PIERDAS  PREVIA/ Ibiza-Valladolid: Un local sin jugarse nada recibe a un Valladolid en alza

En resumen, con este artículo simplemente se quería valorar positivamente un jugador como Caye por su compromiso con un club como el Málaga y que, cuando salga de su lesión, muchos son los aficionados del cuadro costasoleño que desean volver a verle formando el tridente de gala junto a Chavarria y Rahmani, y con verle me refiero desde televisión, claro está, ya que desconocemos cuándo volveremos a los terrenos de juego como público. Para poner punto y final, desde Gol de Plata se desea una pronta recuperación a Caye Quintana.

Pol Belman

Leave a Reply