Málaga CF| Sábado de fútbol y reencuentros

Hasta cuatro ex-malaguistas volverán en el próximo partido a Martiricos

Cristian durante la visita del Málaga a Castalia en 2020. F:LaLiga

Durante las últimas temporadas, se han sucedido los jugadores por La Rosaleda. La inestabilidad del equipo y la precariedad han provocado que los jugadores fuesen “de usar y tirar” y esto genera reencuentros con ex-malaguistas prácticamente en cada partido. En esta jornada no iba a ser menos y son hasta cuatro los jugadores de la “Ponfe” con pasado malaguista.

El más reciente, de la pasada temporada sin ir más lejos, es Cristian Rodríguez. El jerezano llegó en plena ebullición del E.R.E y calló las posibles dudas existentes sobre él. Llegar cedido por el, tristemente desaparecido, Extremadura generó el cuestionamiento de la afición sobre su fichaje, pero el mediocampista supo asumir su rol en el equipo y fue fundamental para los planes de Pellicer. Ejecutor de gran parte del balón parado, el flaco mediocampista jugó 38 partidos anotando un gol y dando 4 asistencias.

Siguiendo cronológicamente hacía el pasado, debemos mirar a Erik Morán. El de Portugalete pasó sin pena ni gloria por Martiricos. Arribó a La Rosaleda en el invierno de 2019, acompañado de Seleznyov, Iván Alejo, Brezancic y Werner. El vasco fue, junto a Alejo, el que más impacto tuvo en los planes de Muñiz, pero la llegada de Víctor Sánchez no le acompañó de minutos y fue perdiendo fuelle (sólo jugó con el madrileño en Riazor, en la ida del playoff). En 8 partidos vio 4 amarillas, por lo que tantas amonestaciones también le pasaron facturas. Se marchó ese mismo verano y no dejó prácticamente huella en el equipo blanquiazul.

En aquella temporada 2018/19 también estuvo Iván Rodríguez. El de Alameda estuvo gran parte de su etapa como malaguista en el filial, equipo del que era capitán indiscutible. Su paso por el primer equipo tuvo su cenit en la temporada que el conjunto blanquiazul se queda a las puertas de la primera división. Tras fugaces apariciones en copa y un partido en primera (frente al Real Madrid), disputó un total de 23 partidos con el equipo principal malaguista, en principio le sirvieron para renovar. El canterano era una de las piezas principales del proyecto de la siguiente temporada, pero los problemas económicos y la gestión del entonces director deportivo, Pérez Caminero, provocaron que se quedase sin licencia y tuvo que marcharse en el invierno del 2020 a la Ponferradina.

NO TE LO PIERDAS  Fin a la "era Albés" en Lugo

El último de la lista es Kuki Zalazar, la eterna promesa. Desde cadetes, el hijo del famoso José Luis Zalazar despuntaba en los campos de Málaga. Internacional con las categorías inferiores de España, pasó toda su etapa en La Costa del Sol como la estrella del futuro, y es que eran muchas las expectativas que había sobre el canterano. Las injerencias de unos y las prisas de otros le impidieron debutar con el primer equipo, aunque cuenta en su haber con pertenecer a la generación que disputó la Youth League, junto a Ontiveros, En-Nesyri y compañía. El largo recorrido de su nombre durante la etapa en Málaga, hace que los 23 años que tiene parezcan pocos, puesto que desde muy joven ya se hablaba de él. Es también hermano de Rodrigo Zalazar, jugador del Schalke 04, que se marchó de la entidad blanquiazul porque le dejaron sin ficha por decisión del club.

Leave a Reply