La Rosaleda se prepara para su primera gran noche post pandemia

El feudo de Martiricos vivirá un ambiente de rivalidad autonómica por primera vez desde la reapertura del estadio

La Rosaleda ha vivido grandes noches de fútbol. Desde cientos de Málaga-Sevilla, el partido de máxima rivalidad, hasta la mágica noche en la que remontó al Oporto de James , Hulk y compañía. Por desgracia, todas esas vivencias se ven separadas de la actualidad por una pandemia. La era pre-pandémica aglutinó todas esas noches de magia y jubilo vividas en la casa del malaguismo.

Pero, pese a haber estado vacía durante año y medio, La Rosaleda vuelve poco a poco a la normalidad. Tras todo lo vivido, en la noche de hoy se va a volver a ver un Derbi en el campo malaguista. La UD Almería visita a los blanquiazules acompañada de un 25% de sus aficionados habituales.

La gestión de entradas, muy criticada por la afición rojiblanca, ha deparado un par de centenares de tickets destinados a los abonados indálicos y algunos más para la federación de peñas. Por esto no han sido pocos los aficionados a “La UDA” que han decidido sacar entradas de las destinadas al público local. Con el paso de los días, los sectores adyacentes a la esquina visitante se han ido agotando, hasta colgar el no hay billetes en los dos fondos.

Aforo completo no es igual a lleno

La apariencia de lleno, cuando uno va a sacar su entrada para el partido, tiene su contraposición en la clásica gestión de entradas por parte de los malaguistas. Es habitual que desde el club de Martiricos se utilicen las entradas de las esquinas para las promociones y distribuir entre colectivos, de hecho ya se vio algunos duelos como trabajadores de Famadesa repletaban la grada visitante. Además, no es descabellado pensar que el departamento de ticketing tome medidas en cuanto a la venta de entradas, es decir que para compensar el 15% de entradas no disponibles por las restricciones, vaya retirándolas poco a poco en función de como de poblada este una zona.

Todo esto hace pensar que la esquina de fondo con preferencia, muestre un gran color rojiblanco pero no será en su totalidad como algunos aseguraban. Cada vez son menos las entradas disponibles para el duelo de esta noche y serán los abonados quienes marquen la asistencia. Es decir, si los socios acuden en su gran mayoría, se rozarán los 20.000 aficionados, sino pues serán poco más de 15.000 los presentes en el encuentro.

Por último, cabe recordar que en las últimas semanas ha habido coincidencia horaria entre Unicaja y Málaga CF, pero esta semana no es así. Los verdes juegan mañana domingo, ante el Real Madrid, aunque el inicio del carnaval puede ser un hándicap para la audiencia del partido.

Leave a Reply