La afición se prepara volver a los campos en España.

Faltaban ellos. Faltaba el número 12, faltaba los nervios de los aficionados antes de salir de casa para el partido, gente llenando las gradas, cánticos, goles cantados, pitos al rival… El fútbol siempre fue y será de los aficionados. Los que dan calor y color. Esta pandemia está cambiando el mundo y en lo que nos centra, el deporte ya no es el que era. Con la crisis del Coronavirus, el fútbol se paró en marzo en cuanto se aplicó el estado de alarma y con ello con los campos se vaciaron. Luego, progresivamente este deporte fue volviendo poco a poco y en España la Primera y Segunda División se reanudaron en junio. Eso si, sin gente en los estadios. Todo cambió. Se empezaron a escuchar a los entrenadores dar las órdenes y los jugadores pasaron al lugar que antes ocupaban los espectadores.

Afortunadamente, y gracias a la ciencia y a tantas personas que tenemos que agradecer todo lo realizado en los meses más duros de pandemia, la situación ha ido evolucionando en el fútbol. Ahora ya no se habla de un confinamiento ni tenemos que oír aquellos datos de fallecidos que nos estremecían el cuerpo. La cosa es dura, en unas comunidades más que otras y ni mucho menos la vida es la que era. Ahora nos exigen mascarillas, saludo con el codo, mucha limpieza y metros de distancia ante la gente que más queremos. «El fútbol es la vida en 90 minutos» o eso dicen. Para ello, La Liga ha establecido un plan de contingencia de vuelta a los estadios. Con las máximas medidas de seguridad, por supuesto, habrá huecos entre aficionados, mascarilla obligatoria y un máximo de hasta un 30% de afición. Todo ello dependerá de la colaboración entre la Liga, la AFE, la RFEF y el Ministerio de Sanidad. Al no haber estado de alarma, cada territorio exige unas normas y de momento no hay nada oficial. En las próximas semanas y depende de como avance la pandemia en nuestro país, habrán reuniones para determinar como se vuelve a los estadios.

El ejemplo está a seguir en los demás países de nuestro entorno, donde ya se van preparando para acoger a las aficiones en los estadios. Ya lo vimos en la final de la Supercopa de Europa 2020 en Budapest (Hungría) entre Bayern de Munich y Sevilla. También ayer se anunció un plan para cada país para volver a los estadios tanto en la Champions como en la Europa League.

Porque si, porque el fútbol es de los aficionados y para ello se deben dar todas las facilidades para que, dentro de este nuevo mundo, la gente vuelva a sonreír, cantar y gritar con su equipo.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *