“Estaba de D10S”. Gracias por todo, chino.

Después de 145 partidos y 7 temporadas de amarillo, toca decir adiós a la que fue tu casa durante tanto tiempo.

Como todo jugador con sus malos momentos, pero siempre quedando eclipsados por tus goles, garra y entrega durante tantos años.

Fuiste y serás un jugador importante donde quedarás grabado para la historia de este club, marcando el gol definitivo del ansiado ascenso contra el Zaragoza en la temporada 15-16.

Las palabras se las lleva el viento, pero los recuerdos que dejas aquí en la memoria de todos no lo quita nadie y siempre permanecerá. Ha sido un placer verte jugar y por más que cambies de club, ésta siempre será tu casa.

Ante esto, sólo puedo decir: gracias por deleitarnos y darnos tantas alegrías. Desearte mucha suerte en Grecia, donde la seguirás rompiendo y demostrando lo gran jugador que eres.

Leave a Reply