Entrevista| Ais Reig: “Vemos y analizamos nuestros errores para que no se repitan”

El colegiado alicantino nos recibió y asegura que cada vez trabaja más por conseguir ascender

¿Por qué usted elige el arbitraje siendo jugador?

Yo venía de jugar en varios equipos. Todo surgió cuando me expulsaron en un partido de juveniles. Tras hablar con el árbitro en los vestuarios, valoré la dificultad de su labor y a raíz de ahí comencé a arbitrar. Ese árbitro acabó siendo mi asistente, posteriormente. Así que de los 15 a los 18 arbitraba y jugaba. Luego me tocó decidir y elegí arbitrar.

¿En qué posición jugaba?

Era extremo derecho

Tras tantos años arbitrando, ¿con qué partido se queda?

Hay partidos que recuerdas más y otros que menos. Yo me acuerdo mucho de todos mis debuts. Recuerdo mi primer partido, que fue un encuentro en el que el entrenador de uno de los equipos había sido mi entrenador en cadetes. Además se jugaban la liga. Pero me acuerdo sobre todo de mis debuts en todas las categorías. El Huesca Alavés en el que debuté en Segunda o el Cartagena- El Palo, que fue el primer partido de El Palo en Segunda B. También recuerdo el playoff que me hizo subir a Segunda que fue en San Mamés con 45 mil personas.

Nunca ha pitado un playoff de ascenso a primera, ¿Cuándo le veamos pitarlo significará que está cerca de ascender a primera?

He hecho siete playoff de tercera a Segunda B y dos de Segunda B a Segunda. Pero uno de los caminos que existen para subir a primera es el playoff. En el playoff están los mejores posicionados para ascender y el día que dirija en el playoff será buena señal.

Después de 20 años arbitrando, ¿Cuál es su sueño como árbitro?

Conforme pasan los años tengo más focalizado el objetivo. Por eso trabajo cada día 24 horas 7 días a la semana para mejorar y poder llegar a primera división. Pero ascender es muy difícil, en once años solo subí yo de Segunda B a segunda en la Comunidad Valenciana.

¿Cree que los colegiados podrían empezar a pitar en su misma comunidad?

NO TE LO PIERDAS  PREVIA | Lugo - Málaga, The Last Dance

Si, somos todos árbitros del CTA. Tenemos orígenes de los comités territoriales, pero es cierto que no habría ningún problema. Pero llegará el momento en que deje de existir esa “norma”. De hecho hubo un compañero catalán que por circunstancias pito al Girona.

El no tener que compaginar el arbitraje con otro trabajo, facilita la labor, ¿no?

Si, ahora nuestra profesión es arbitrar y ese cambio nos facilita mucho. Ha habido grandes mejoras en los últimos 3-4 años. Los árbitros españoles estamos recibiendo muchas herramientas y cambios en todas las áreas. Yo creo que eso ha hecho que seamos mejor considerados nacional e internacionalmente.

¿Cómo es una semana de trabajo durante la temporada?

Pues el lunes nos informan de la designación. Después preparamos el partido, el viaje y demás. Elegimos las equipaciones a través de “kit selector” y luego analizamos en vídeo cada equipo y el cuarto árbitro se encarga de analizar los cuerpos técnicos. A parte el CTA nos controla la preparación física a través de un gps. El día de partido ya comenzamos con una charla para sacar conclusiones acerca de cómo irá el encuentro y las características del mismo. Luego trabajamos en el partido los 90 minutos y posteriormente analizamos todos los errores y aciertos que hemos cometido.

Ahora toca hablar del tema recurrente, el var:

  • ¿Por qué no se oyen las conversaciones?

Son unas pautas que proceden de FIFA. Desde allí nos dicen que no se pueden escuchar, pero no es una respuesta que pueda darte yo. Esta herramienta está empezando y seguro habrá muchos cambios.

  • ¿Ha mejorado el VAR y usted desde que lo tiene?

El VAR reduce mucho el error. Nos está dando posibilidades de volver a ver en televisión la jugada y decidir. A nivel personal, y como grupo, está habiendo una gran evolución con el uso del VAR. La experiencia es un grado y nos ayuda a ir progresando.

  • ¿Dónde se encuentra más tenso, en la sala VAR o en el terreno de juego?

Bueno, la sociedad admite más el error en el terreno de juego. En la sala hay cierta presión de saber que no puedes fallar.

  • ¿Por qué en España no tenemos el reloj que evita el “gol fantasma”?
NO TE LO PIERDAS  PREVIA | Lugo - Málaga, The Last Dance

No tenemos esa tecnología, pero tenemos una cámara en la línea de gol. Esa cámara nos permite observar si el balón ha entrado o no. En pocos casos puede no visualizarse bien, y evidentemente es más efectiva la tecnología de gol. Pero con el VAR no ha sucedido ningún gol fantasma.

Hay varios equipos vacunados, ¿los árbitros lo estáis?

No, nos hemos ceñido a lo que las autoridades han dicho. Se ha dado preferencia a equipos que tenían ciertos eventos “importantes”, pero nosotros hemos cumplido nuestro grupo de edad.

¿Cómo ha afectado el Covid a los viajes y a vuestro trabajo?

Nos hemos tenido que adaptar. Hemos cumplido el mismo protocolo que los clubes y en los viajes teníamos que llevar estrictamente todas las medidas. Desde que empezó la pandemia llevamos casi 70 tests. 

¿Cómo ha vivido los partidos a puerta cerrada?, ¿Y volver a tener público en el Anxo Carro?

Tuvimos que adaptarnos rápidamente. Con los estadios vacíos se magnificaban más las acciones. Ahora oíamos más los ruidos, las protestas, los choques… Nos tocó adaptarnos para poder seguir acertando. Y respecto al partido de Lugo, fue un poco impactante. Habíamos arbitrado en copa con público, pero ese día sentimos la excitación que los jugadores habían recuperado con la vuelta del público.

Con los estadios vacíos, y los suplentes en la grada, se han visto muchas expulsiones a suplentes en la grada, ¿Cómo son esas situaciones?

Bueno, el cuarto árbitro se encarga de mantener el orden en los banquillos e identificarlos. Se oía todo y, aunque a veces era más difícil, se les identifica y sanciona.

¿Hay alguna cosa que quiera comentar para cerrar?

Pues que, aunque no se sabe tanto, tenemos una magnífica relación con jugadores y entrenadores. Ellos entienden nuestra labor e intentamos ser lo más correctos posibles.

Leave a Reply