Empate que sabe a nada

El duelo que enfrentó al Albacete y Real Oviedo, termino en tablas, quedando a ambos equipos un sabor agridulce. Comenzó el Oviedo mandando en el marcador con un gol antes del cuarto de hora, produciéndose en este momento un espejismo para los carbayónes, puesto que lo que pudo parecer que sería un partido placido, se torno a la postre en una pesadilla. Dos desconexiones de las que en las ultimas semanas esta acostumbrado el conjunto azul, dejo al equipo primero con 10 por expulsión de Arribas, momento en el cual el Albacete estiro sus lineas y empezó a asentarse en el terreno de juego, procediendo al asedio de la meta de Femenias, una vez mas el mejor del conjunto carbayón, pero tanto va el cántaro a la fuente que el equipo manchego encontró la suerte del gol con un disparo desde fuera del área del recién llegado Diamanka, que tras golpear en Tejera, este desvió su trayectoria haciendo imposible que Femenias obrase el milagro de detener el tiro. Con el 1-1 en el marcador el Albacete comenzó a colgar balones al área donde la defensa carbayona se sentía cómoda despejando estos centros, hasta que en un pase milimetrico de Ortuño , nieto que le habían ganada la espalda, comete penalti, el propio Ortuño se encargaría de lanzarlo, pero una vez mas Femenias detuvo la pena máxima, el Albacete se volcó y tuvo una oportunidad a cabezazo de Zozulia, pero el larguero repelió su tiro y el partido termino con el citado empate, que a día de hoy sabe a poco, a dos clubes que o mucho cambian las cosas o parece que van a ser candidatos a la lucha por no descender, los síntomas del enfermo del Real Oviedo son a día de hoy que adolece de gol, mientras que el conjunto de Alcaraz carece de identidad.

NO TE LO PIERDAS  Previa/ Ibiza-Ponferradina: Duelo de equipos revelaciones

Leave a Reply