DIARIO DEL ASCENDIDO| Ontiveros ilumina una jornada con muchas sombras.

Concluyó la jornada 13 de la Liga Santander, una fecha que ha dejado sensaciones muy dispares para los debutantes en la categoría de oro del fútbol español. La noticia más recalcable es, sin duda, la primera victoria del Huesca por un gol a cero frente al Alavés. En la otra cara de la moneda tenemos a Elche y Cádiz, los ilicitanos cayeron en su feudo frente al Granada (0-1) y los gaditanos sucumbieron de forma más que evidente en su visita a Balaídos.

Huesca 1-0 Alavés:

13 partidos, ese es el tiempo que ha tardado el Huesca en conseguir su primera victoria en la máxima categoría. Los de Michel hicieron un encuentro muy serio y merecieron ganar el choque incluso por más ventaja, de esta forma el cuadro altoaragonés toma una bocanada de aire fresco para conseguir el objetivo de la permanencia de cara a la próxima temporada.

Una vez más el Huesca iba a tener el monopolio del esférico y de las ocasiones, la diferencia con otras veces es que esta vez si iba a materializarlas para ganar así el encuentro. En la primera parte se pudo adelantar el conjunto local en alguna que otra ocasión, la más clara sin duda fue en un saque de esquina en el que Jorge Pulido no concretó el remate en el segundo palo cuando no había arquero. El protagonista del encuentro, Javi Ontiveros, iba a protagonizar muchísimas jugadas por la banda izquierda, el andaluz fue un puñal y ya pudo adelantar a su equipo en los primeros compases del partido gracias a su jugada característica (recorte hacia dentro y disparo al palo largo). A pesar de todo ello, el Huesca no consiguió adelantarse en este primer acto y el empate a cero imperaría en el electrónico, el Alavés estaba noqueado y no mostraba claros signos de reacción.

Tras la reanudación, nuevamente vimos a los oscenses muy animados y decididos a cosechar su primer triunfo del ejercicio liguero. Los altoaragoneses gozaron de múltiples ocasiones y practicaron un buen fútbol, los de Pablo Machín apenas generaron demasiado peligro. Nuevamente, era Javi Ontiveros junto con David Ferreiro los que más peligro llevaban al área visitante. Los de Michel obtuvieron su premio en forma de gol de Okazaki justo al retorno de los vestuarios, pero el tanto era anulado por el VAR después de que se chequease una posición de fuera de juego de David Ferreiro en el momento previo a la asistencia. Finalmente, la recompensa a la insistencia local llegaría en el minuto 66 gracias a un soberbio golazo de Javi Ontiveros, el habilidoso extremo ejecutó nuevamente su jugada marca de la casa y certificó uno de los goles de la jornada con un disparo al palo largo de la portería de Fernando Pacheco. El Huesca aprendió de otras veces y supo poner el cerrojo a su portería para poder acabar llevándose el triunfo, incluso pudo aumentar su ventaja en un par de ocasiones de Ferreiro (desbaratada con una buena parada de Pacheco) y otra de Borja García (su tiro se marchó muy desviado). Con el resultado de 1-0 llegaríamos al final del partido en el Alcoraz.

Por fin os hemos podido contar una victoria oscense, seguro que supondrá un punto de inflexión para próximas fechas. El próximo viernes, Huesca y Athletic Club pondrán inicio a la jornada 14 con un interesante partido que será disputado en la catedral del fútbol español.

Ficha técnica:

Huesca: Álvaro Fernández, Maffeo, Pulido, Siovas, Javi Galán, Mikel Rico (Sergio Gómez 88′) , Mosquera, David Ferreiro (Insua 89′), Borja García, Ontiveros (Doumbia 81′) y Okazaki (Rafa Mir 86′).

Alavés: Pacheco, Rubén Duarte (Borja Sainz 75′), Ely, Laguardia (Tachi 15′), Ximo Navarro (Aguirregabiria 46′), Jota, Tomás Pina, Edgar Méndez (Javi López 75′), Luis Rioja (Deyverson 87′), Lucas Pérez y Joselu Moreno.

Árbitro: Mario Melero López, amonestó con tarjeta amarilla a Ontiveros por parte del conjunto local y a Rubén Duarte, Jota, Tachi y Joselu por parte del conjunto visitante.

Elche 0-1 Granada:

Sexto partido consecutivo en el que el conjunto franjiverde no se encuentra con la victoria, los pupilos de Jorge Almirón sucumbirían esta vez frente a los nazaríes por cero goles a uno en un partido muy disputado en el que las pocas ocasiones que tuvo se las apuntamos a los andaluces.

Era un choque en el que la victoria era más que primordial, ya que a la racha de los locales hay que sumarle también los cinco partidos sin ganar del Granada hasta la fecha. Por todos estos alicientes, el partido se mostró fundamental para los intereses de ambos bandos. El primer acto del encuentro transcurrió de forma perfecta para los de Diego Martínez, sus chicos ejecutaron el plan propuesto por su míster a la perfección y ya pudieron adelantarse bien pronto en el partido con una triple ocasión que finalmente fue desbaratada por Edgar Badía y por las imprecisiones de los atacantes. A los tímidos intentos de hacer gol de los ilicitanos se sumaría el nefasto desenlace de esta primera parte, Darwin Machis frotó la lámpara e hizo una muy buena jugada por la banda derecha del ataque granadino y sirvió un balón al corazón del área para que Luis Suárez batiese por bajo a Edgar Badía. El tercer gol consecutivo del jugador cafetero fue suficiente para que su equipo se marchase con ventaja al túnel de vestuarios.

Jorge Almirón pensó junto a su cuerpo técnico que la mejor forma de darle la vuelta a la tortilla era la introducción de nuevas variantes en el esquema, y por lógica, dar entrada a jugadores de refresco que aportasen nuevas ideas a la ofensiva ilicitana, Raúl Guti y Miño intentarían darle a su equipo esa esencia que se encontraba ausente hasta el momento. De nada sirvió esto, ya que el Granada pulió una vez más su virtud defensiva y anuló prácticamente todos los intentos de producción de jugadas de sus rivales. Los locales se desesperaron y no supieron cómo hincarle el diente a sus rivales, e incluso pudieron ver como se ampliaba la renta visitante en una jugada muy larga y polémica ya que hubo una mano bastante evidente de Miño dentro del área en una posición poco natural, pero el árbitro de la contienda no consideraría oportuno señalar la pena máxima. El único farol que iluminaba el ataque ilicitano era aquel llevado por Lucas Boyé, el delantero argentino del Elche tuvo una mínima posibilidad de igualar el choque pero su disparo salió muy desviado después de que se revolviese muy bien dentro del área. Y sin tiempo para más, con el resultado de 0-1 se llegaba al final del partido.

Duro revés para el Elche, que ve cómo su buen inicio de campaña se está viendo algo truncado en las últimas fechas. Aun así, los debutantes siguen ocupando las posiciones tranquilas en la tabla (y con dos partidos pendientes de jugarse) e intentarán dar la sorpresa la próxima jornada en su visita al Wanda Metropolitano para medirse al Atlético de Madrid.

Ficha técnica:

Elche: Edgar Badia, Barragán, Gonzalo Verdú, Diego González, Josema (Miño 46′), Josan (Rigoni 73′), Tete Morente, Marcone, Pere Milla (Raúl Guti 46′), Fidel y Lucas Boyé.

Granada: Rui Silva, Carlos Neva, Pérez, Domingos Duarte, Foulquier, Yangel Herrera, Gonalons (Eteki 89′), Luis Milla, Darwin Machis (Quini 89′), Luis Suárez (Antonio Puertas 75′) y Roberto Soldado (Jorge Molina 81′).

Árbitro: Pablo González Fuertes, amonestó con tarjeta amarilla a Josema, Miño, Diego González y Barragán por parte del conjunto local y a Gonalons y Antonio Puertas por parte del conjunto visitante.

Celta 4-0 Cádiz:

Nueva desconexión defensiva del equipo de Álvaro Cervera, esta vez en Balaídos en un partido en el que podemos encontrar muchas similitudes (en cuanto a errores y resultado) con respecto al que vimos hace unas semanas en el Wanda Metropolitano frente al Atlético. Los amarillos encajaron los cuatro goles en la primera parte del encuentro tras encadenar una serie de fallos bastante incomprensibles.

El encuentro no podía empezar de peor manera para los intereses amarillos, muy temprano Nolito ya encontraba el camino del gol para establecer el primero de los cuatro tantos que iba a anotar el cuadro vigués en la noche lluviosa de este pasado lunes. El héroe celeste fue el de siempre, el mago de Moaña, Iago Aspas estuvo omnipresente y empezó su recital con un extraordinario pase en profundidad en el que Santi Mina conseguiría forzar un penalti cometido por Ledesma después de una genial cabalgada en la que le ganó la espalda a Fali (el delantero celtiña se lesionaría del hombro en esta misma acción después de una fea caída). El penalti era transformado a la perfección por Iago y los locales aventajaban a los andaluces en dos goles, si es cierto que los visitantes estuvieron muy activos en ataque a pesar del resultado y optaron de ocasiones como un testarazo al palo de Negredo y un tiro desviado de volea de Alberto Perea. El despropósito iba a continuar y Fran Beltrán marcaría el tercer gol de la noche con un gol desde fuera del área, a lo que se sumaba el cuarto y definitivo gol de Brais Méndez, que aprovechaba una mala salida de Ledesma para acabar mandando así el balón al fondo de la red. Los amarillos se vieron claramente superados, y se preparaban para afrontar el »trámite» de la segunda parte.

A pesar de tener el partido muy cuesta arriba, Álvaro Cervera introdujo cambios en su plantel y dio entrada a Pombo y a Jairo (como lateral izquierdo) justo tras la reanudación para intentar maquillar un poco el resultado. Las tímidas intentonas gaditanas eran reducidas a lo mínimo a la perfección por la defensa del Celta, los de Coudet firmaron un partido excelso tanto en aspectos defensivos como ofensivos. Es más, el Celta vio como tres goles les iban a ser anulados a lo largo del transcurso del segundo acto, ni Iago Aspas ni Olaza ni Baeza consiguieron sumar su gol al cómputo global del partido. Poco más que destacar de un partido que fue dominado de cabo a rabo por un Celta de Vigo que se encuentra en dinámica muy ascendente y que encadena su tercera victoria de forma consecutiva desde la llegada del técnico argentino.

Los gaditanos no pudieron reafirmar sus buenas sensaciones que tuvieron la semana pasada en su victoria frente al FC Barcelona, los de Cervera buscarán redimirse y volver a la senda del triunfo en un partido muy correoso que les medirá al Getafe en el estadio Ramón de Carranza.

Ficha técnica:

Celta: Rubén, Lucas Olaza, Araujo, Aidoo, Hugo Mallo, Renato Tapia (Yokuslu 67′), Brais Méndez (Fontán 77′), Nolito (Lauti 77′), Denis Suárez (Baeza 67′), Santi Mina (Fran Beltrán 34′) e Iago Aspas.

Cádiz: Ledesma, Isaac Carcelén, Marcos Mauro, Fali, Alfonso Espino (Jairo 46′), Jens Jonnson (Garrido 69′), Álex Fernández, Alberto Perea, Iván Alejo (Pombo 46′), Álvaro Giménez (Lozano 70′) y Álvaro Negredo (Malbasic 70′).

Árbitro: Cuadra Fernández, amonestó con cartulina amarilla a Denis Suárez y Araujo por parte del conjunto local y a Marcos Mauro por parte del conjunto visitante.

IMAGEN: MARCA

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *