DIARIO DEL ASCENDIDO| El sabor agridulce impera en una nueva jornada.

Finalizó la jornada 9 de la Liga Santander, una fecha en la que desgraciadamente no podemos contar con ninguna victoria de los equipos que han ascendido desde la categoría de plata. El Elche no pasó del empate frente al Celta de Vigo (1-1), el Cádiz sucumbió de forma más que evidente en su visita al Wanda Metropolitano (4-0) y el Huesca sigue sin conocer la victoria en su regreso a la élite después de empatar a uno con la SD Eibar.

Elche 1-1 Celta:

Ilicitanos y vigueses firmaron tablas en el partido que abrió la jornada en el estadio Martínez Valero. Ambos equipos están llamados a luchar por salvar la categoría, por lo que a priori era un partido entre rivales directos.

El encuentro comenzaría de forma inmejorable para los intereses locales, ya que tan solo transcurridos cuatro minutos de partido Hugo Mallo cometía penalti por mano dentro del área (a pesar de ello, el árbitro tuvo que mirar el VAR para corroborar la infracción), Fidel Chaves no desaprovecharía la oportunidad para sumar su segundo tanto de la campaña y sumaría el gol local al electrónico (1-0). Como era de esperar, el conjunto gallego reaccionaría de forma inmediata buscando el empate, y pudo lograrlo incluso en ambas ocasiones gracias a dos ocasiones bastante claras de Brais Méndez, el jugador del equipo vigués vio cómo eran frustradas sus intentonas por un Edgar Badía que cada partido que pasa se hace más grande en la portería. Sin embargo, al filo del descanso Santi Mina recogía en la media luna del área una dejada sublime del ”mago de Moaña” para cruzar después su tiro al poste derecho de la portería ilicitana, los visitantes conseguirían de esta forma la contienda justo antes del paso por el túnel de vestuarios.

La segunda parte también contaría con algunas opciones en ambos bandos para haberse llevado el gato al agua y haber conseguido así tres puntos de oro, a pesar de ello no fue así. El Celta se encomendó al de siempre (que no es otro que Iago Aspas) para intentar conseguir la victoria, el ariete no consiguió materializar ninguna de las dos ocasiones de las que gozó, la primera sería desbaratada una vez más por Edgar Badía y a la siguiente no consiguió rematar a puerta prácticamente vacía (si es cierto que le faltaba un poco de ángulo) un balón escorado en el área. La oportunidad más clara para el conjunto franjiverde correría cargo de Tete Morente, el nuevo fichaje del cuadro ilicitano cruzó en exceso un balón en boca de gol que finalmente se acabaría marchando desviado.

Y con el resultado de empate a uno llegaríamos al final del partido, el Elche encadena su segunda jornada consecutiva sin conocer la victoria. A pesar de ello, los pupilos de Jorge Almirón buscarán en la próxima fecha paravolver a la senda del triunfo en su visita al Ciutat de Valencia para medirse al Levante de Paco López.

Ficha técnica:
Elche: Edgar Badía, Gonzalo Verdú, Barragán, Diego González (Josema 60′), Mfulu (Raúl Guti 61′), Marcone, Josan, Pere Milla (Rigoni 61′); (Nino 76′), Tete Morente, Fidel (Sánchez Miño 39′) y Lucas Boyé.

RC Celta: Rubén, Lucas Olaza, Murillo, Aidoo, Hugo Mallo, Denis Suárez, Renato Tapia (Fran Beltrán 65′), Brais Méndez (Veiga 85′), Nolito, Santi Mina (Miguel 77′) e Iago Aspas.

Árbitro: Ricardo De Burgos Bengoetxea, amonestó con cartulina amarilla a Diego González, Lucas Boyé y Barragán por parte del conjunto local y a Denis Suárez, Lucas Olaza, Iago Aspas y Miguel por parte del conjunto visitante.

Atlético 4-0 Cádiz:

Era cuestión de tiempo que la racha del equipo amarillo acabase (los de Cervera encadenaban cuatro partidos ganados de forma consecutiva fuera de casa sin recibir un gol), aunque es cierto que a cualquier aficionado de los amarillos le hubiese gustado que se pusiese fin a la racha de otra manera, a pesar de la clara superioridad (tanto institucional como deportiva) del equipo que tenía delante. A fin de cuentas, el equipo de la tacita de plata salió goleado (4-0) del feudo rojiblanco después de un partido que no pasará a la historia para el cadismo.

En este portal hemos destacado siempre la solidez defensiva y la sensación de impenetrabilidad que experimentaban los andaluces, pues bien, todos los errores que no se habían cometido en cuatro partidos se cometieron en apenas veinte minutos. Una incomprensible falta de entendimiento entre Ledesma y Fali permitía a Joao Felix abrir el marcador después de que el luso rematase a placer de cabeza dentro del área pequeña tras centro de Marcos Llorente. El asistente del primer gol sería el que certificaría el segundo gol para los locales, en una nueva empanada defensiva del cuadro local, que veía como se le ponía el partido muy cuesta arriba como para poder sumar algo positivo. La primera parte no tendría mucha más historia, el Cádiz no mostró demasiados atisbos de reacción y se veía ampliamente superado por uno de los bloques más compactos y con más calidad de la categoría.

Cervera buscaría en la segunda parte cambiar el guion de la historia con un doble cambio (Jairo y Alcalá), el técnico de Guinea Ecuatorial vio conveniente introducir a Pedro Alcalá (en su debut de amarillo) para intentar apuntalar el ataque desde una buena defensa. A pesar de ello, tras la reanudación Joao Felix frotó nuevamente la varita para filtrar un pase al ”pistolero” Luis Suárez que no perdonaría en el mano a mano frente a Ledesma. Si es cierto, que a partir de este momento y con la entrada de más cambios en las filas visitantes, los gaditanos pudieron recortar distancias en el electrónico pero los intentos de gol fueron todos repelidos por el magnífico meta rojiblanco, Jan Oblak. Cuando el partido estaba al borde de su finalización, Joao Félix pondría la guinda final a su extraordinario partido con un nuevo gol tras una asistencia de Ángel Correa. Así llegaríamos al final del partido, los colchoneros reafirman su candidatura al título de liga mientras que el Cádiz sucumbió después de cinco fechas de liga.

Los andaluces intentarán redimirse en la próxima jornada en otro trepidante partido que les enfrentará al actual líder de la liga Santander, la Real Sociedad de Imanol Alguacil. Los amarillos buscarán después del parón de selecciones conseguir su primer triunfo en el Ramón de Carranza.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid: Oblak, Trippier, Giménez, Savic, Mario Hermoso, Marcos Llorente (Ángel Correa 55′), Koke (Kondogbia 72′), Héctor Herrera (Torreira 62′), Saúl, Joao Féliz y Luis Suárez (Lemar 71′).

Cádiz: Ledesma, Akapo (Alcalá 46′), Fali, Cala, Pacha Espino (Jairo 46′), Jonsson (Garrido 72′), Augusto Fernández (Pombo 61′), Salvi, Álex Fernández, Anthony Lozano (Perea 61′) y Negredo.

Árbitro: Adrián Cordero Vega, amonestó con tarjeta amarilla a Kondogbia por parte del conjunto local y a Jonsson por parte del conjunto visitante.

Huesca 1-1 Eibar:

No hay manera de que los oscenses consigan un triunfo, y para qué nos vamos a engañar, ya van nueve jornadas y no vale solo con las sensaciones que se van dejando a lo largo de los encuentros (que no son del todo malas), lo que pasa que todos sabemos que esta categoría no perdona y es urgente que el Huesca empiece a sumar puntos en las próximas fechas. Esta vez no consiguió pasar del empate a uno frente al Eibar.

El encuentro siguió una premisa bastante clara, el dominio prácticamente total y absoluto del cuadro altoaragonés. Los oscenses gozaron de múltiples ocasiones en la primera parte que no le sirvieron para anotar ni un solo gol, no solo eso, sino que el Eibar se acabaría adelantando antes del descanso con un gol de Esteban Burgos en un saque de esquina tras una prolongación de espuela extraordinaria de Olivera. Pero es que antes de eso, el Huesca iba a tener oportunidades de todos los colores para haberse llevado el gato al agua mucho antes que sus rivales, Dmitrovic frustraría la mayoría de los intentos locales con paradas meritorias. Destacamos sobre todo una triple ocasión local, que acabaría incomprensiblemente yéndose al limbo tras dos desvíos del meta serbio a Mikel Rico y una posterior salvada bajo palos de la defensa armera. Incluso el Huesca vería cómo un gol de Mikel Rico era anulado por mano previa de Siovas, de esta forma el fútbol sería más que caprichoso e injusto para los locales y la victoria visitante imperaría en el electrónico al final de la primera parte.

La segunda parte empezó de manera convulsa para los intereses locales, ya que el árbitro del choque decidiría anular un penalti a los visitantes después de su incorrecta señalización (tuvo que ir al VAR para rectificar su error). Finalmente, y de nuevo tras varias ocasiones que no consiguieron ser materializadas, llegaría el gol del empate gracias a un soberbio testarazo de Rafa Mir después de un centro medido de Pedro López desde la banda derecha del ataque local, el ariete murciano sigue de dulce y reafirma su idilio con el gol en este inicio de temporada. A pesar de las constantes intentonas locales, el marcador no se volvería a mover y el empate reinaría en el marcador.

El próximo viernes el Huesca de Michel tendrá una nueva oportunidad para redimirse de sus errores de cara a gol y poder sumar su primera victoria, para ello tendrá que relizar una siempre incómoda visita al feudo pamplonés de el Sadar, para medirse al Osasna de Jagoba Arrasate.

Ficha técnica:

Huesca: Andrés Fernández, Pedro López, Siovas, Insua, Javi Galán, Mosquera (Doumbia 92′), Borja García (Ontiveros 79′), Mikel Rico (Nwakali 92′), Ferreiro (Sergio Gómez 83′), Sandro Ramírez (Juan Carlos 79′) y Rafa Mir.

Eibar: Dmitrovic, Arbilla, Olivera, Esteban Burgos (Bigas 74′), Pozo, Edu Expósito, Sergio Álvarez, Bryan Gil (Pedro León 86′), Inui, Kévin Rodrigues (Muto 65′) y Kike García (Diop 74′).

Árbitro: Mario Melero López, amonestó únicamente con tarjeta amarilla a Insua y Doumbia por parte del conjunto local.

IMAGEN: LA LIGA

Leave a Reply