Crónica | Mirandés 4 – 0 Ibiza: Roro olió la sangre.

Se medían rojillos y celestes en Anduva en un partido presumiblemente tranquilo para ambos conjuntos. Por parte de Jémez entraban en el once Raúl Sánchez, Escobar, Javi Lara y Germán siguiendo un poco la dinámica de estas últimas semanas de dotar a todo el vestuario de minutos. Etxeberría por su parte daba la alternativa a Carreira y devolvía al once a Alex López.

Empezaban los celestes apretando algo más con los locales, tendría Ekain, delantero del Ibiza dos buenas ocasiones en los primeros diez minutos para poner por delante a los suyos. En el minuto 15 sería Diop el que dispondría de una buena opción para hacer el 0-1 tras un córner.

Sin embargo, serían los locales los que se adelantarían por medio de Roro Riquelme con un golazo desde la frontal. Tan solo cinco minutos después tendría Camello el 2-0 tras un gran contrataque comandado por Riquelme, salvó Germán a los celestes con una parada abajo.

Se venían abajo los visitantes tras el gol local y verían como de nuevo Riquelme hacía el 2-0 tras una gran transición. Estaban haciendo mucho daño los jabatos con balones detrás de la defensa ibicenca y transiciones rápidas.

Parecían espabilar los de Paco Jémez por unos minutos al final del primer tiempo, lo intentaba Ekain en primera instancia con un disparo blando en el minuto 36 y cuatro minutos después lo intentó de chilena tras una preciosa jugada entre Raúl Sánchez y Cifu. Pudo ser uno de los goles de la temporada.

Acababa una primera mitad en la que los locales estuvieron muy entonados y supieron encontrarle las cosquillas a los de Jémez. Empezaba la segunda mitad y tendría Herrera una oportunidad para acortar distancias, llegaba a la frontal pero su disparo se estrellaba ante la defensa local.

Llegaban entonces los primeros cambios del encuentro. Por parte del Ibiza entraban Miki, Davo y Gálvez por Diop, visiblemente fatigado (y amonestado), Raúl Sánchez y Cifu. Cambiaba el esquema a una defensa de tres. Por parte de los rojillos entraba Garrido por Iñigo Martínez.

De poco le serviría al Ibiza el cambio de esquema, que vería como el Mirandés seguía con la misma dinámica, el partido parecía deparar el 3-0 de un momento a otro. La tuvo Álex López con un gran disparo desde la frontal que no encontró portería por muy poco, y tan solo dos minutos después Camello, que en el interior del área la picaría por encima de Germán marchándose el esférico a centímetros del poste izquierdo.

En los siguientes minutos llegaría la amarilla a Ekain, que se vio obligado a cortar un contrataque y el 3-0, obra de Messeguer tras una gran asistencia de Riquelme, que estaba firmando un partido total (2 goles, 1 asistencia).

Llegaban nuevos cambios al encuentro, en el Ibiza entraba Mike, que debutaba, por Guerrero. En el Mirandés entrarían Onaindia y Oriol Rey por Iago López y Alex López. Llegaban y llegaban los locales, tuvieron tanto Roro como Camello el 4-0 en una gran jugada de Carreira, no lograrían empujarla, pero no tendrían mucho de lo que lamentarse ya que en la siguiente jugada se haría efectivo ese 4-0 tras un gran remate de Garrido tras un córner.

Llegaría el último cambio del Ibiza, era Álvaro Jiménez el que saltaba al terreno de juego en sustitución de Cristian Herrera, dispondría el propio Álvaro de una buena ocasión en la frontal del área, pero dispararía sin control ninguno por encima del travesaño rojillo.

Se daban también los últimos cambios de los locales. Entraban Marqués y Aguirre por Camello y Carreira respectivamente. No tardaría Alejandro Marqués en probarse, pues en la primera ocasión que tuvo sorprendió con un disparo muy escorado que no encontró portería por muy poco.

El mismo Marqués lo intentó en el minuto 83 de espuela tras una buena jugada colectiva. Estaban disfrutones los locales ante la pasividad celeste. El partido fue poco a poco bajando el ritmo sin dejarnos grandes ocasiones en los últimos minutos, con un equipo celeste muy impreciso y unos locales que tampoco quisieron hacer más sangre.

Acababa un partido muy plácido para el equipo dirigido por Joseba Etxeberría, que logró dominar a un Ibiza al que le faltó sin duda alguna mucha tensión. El Mirandés se convirtió en el único equipo junto al Almería en ganarle los dos partidos a los celestes, logrando un 6-0 en el global.

Leave a Reply