Crónica Burgos CF vs Real Oviedo: Licencia para soñar

El Real Oviedo consigue una victoria imperativa en El Plantío (0-1), donde tan solo dos equipos habían conseguido marcharse con los tres puntos. Los azules se quedan a un punto de los puestos de playoff.

Visitar el Plantío es sinónimo de pasarlas canutas, pero el Real Oviedo sacó todo el carácter que tenía dentro y consiguió los tres puntos. El ambiente en el feudo burgalés fue festivo. Un total de 9.935 espectadores acudieron al estadio, la segunda mejor entrada de la temporada y se vivió un partido épico.

Después de haber perdido dos puntos de la manera más dolorosa en el Carlos Tartiere la semana pasada, ante la SD Huesca, lo que necesitaba el Real Oviedo era una victoria como el comer y el conjunto azul no falló. Más de 1.500 espectadores oviedistas acudieron al Plantío a pesar del chasco. Lo más normal hubiera sido ver a muy pocos aficionados, pero el Real Oviedo es esto. Al equipo se le apoya en las buenas y en las malas.

El encuentro comenzó intenso. El Burgos quería prolongar su idilio en El Plantío y el Real Oviedo solo pensaba en llevarse los tres puntos y sumar una nueva victoria fuera de casa, que se le resistía desde el 24 de octubre de 2021, cuando venció 1-2 a la SD Ponferradina en El Toralín. Los dos equipos no eran capaces de hacerse con el control del balón y los minutos pasaban. Pero en el minuto 17 llegó la primera amenaza azul. Borja Bastón remató al fondo de las mallas un balón colgado por Mossa, pero durante más de 5 minutos, Gálvez Rascón y el VAR anularon el gol por muy poco. La afición local respiraba tranquila.

La primera internada de los Hijos del Frío llegó en el minuto 26. Pablo Valcarce disparó a puerta, pero su tiro se fue por el lateral de la red del primer palo. El Burgos fue poco a poco aumentando la presión y por primera vez en el partido, el Oviedo se complicó en exceso a la hora de sacar el balón jugado. El Oviedo se sentía muy inseguro en su área y en el minuto 43 del primer tiempo, Rodri Tarín despejó mal un balón y quedaban Luismi y Juanma mano a mano. El centrocampista gaditano forcejeó con el “7” y Gálvez Rascón señaló la pena máxima. Tras revisión con el VAR, el trencilla rectificó y anuló el penalti porque más bien fue Juanma quien pisó a Luismi.

NO TE LO PIERDAS  PREVIA | U.D Almería – A.D Alcorcón: La previa de una noche histórica

El descuento de la primera parte fue de seis minutos y las últimas ocasiones azules salieron de las botas de Viti Rozada, que se mostró muy activo por banda izquierda. No había tiempo para más. 0-0 y los 22 protagonistas al túnel de los vestuarios.

El segundo acto comenzó con el Burgos llevando la batuta del partido. Los de Julián Calero tenían claro que querían llevarse los tres puntos y las primeras amenazas salieron de las botas de Saúl Berjón y Pablo Valcarce, la más clara y Femenías respondió a las mil maravillas con una parada catedralicia. El fútbol es cuanto menos impredecible y en el minuto 59, Jimmy colgó un balón desde la derecha para Borja Bastón, pero Aitor Córdoba arrolló al delantero azul. Gálvez Rascón señaló penalti después de dudar durante unos segundos. El “9” no falló y puso el 0-1 en el marcador para poner patas arriba al Plantío. La afición azul estallaba in vítores.

Ziganda tenía preparados los dos primeros cambios (Borja Sánchez y Montiel), pero el gol azul alteró los planes del preparador navarro. El Burgos centró todos sus esfuerzos en el balón parado y durante cinco minutos agobió al Oviedo. En ese tramo, Elgezabal tuvo su oportunidad, pero su cabezazo se fue por el lateral de la red. Cuando parecía que el dominio burgalés se esfumaba, el VAR llamó de nuevo a Gálvez Rascón. Luismi había tocado el balón con la mano y se señaló penalti. Juanma García cogió el balón con toda la confianza del mundo, pero el delantero andaluz tiró fatal y su disparo se fue a las nubes. A falta de 14 minutos para el final, el 0-1 seguía campeando en el marcador.

NO TE LO PIERDAS  PREVIA/ Ibiza-Valladolid: Un local sin jugarse nada recibe a un Valladolid en alza

El Oviedo tuvo un par de ocasiones para sentenciar a la contra dirigida por Joni Montiel, pero ninguno de los dos Borjas pudieron hacer el 0-2 definitivo. En el 78, Guillermo puso un centro desde la derecha. El balón dio en la barriga de Luismi, a pesar de que los aficionados locales reclamaban penalti. Una vez pasado ese susto, el Oviedo se sentía cómodo con el balón y durmió el partido. Para defender el marcador, Cuco Ziganda, desde la grada, hizo dos cambios más de carácter defensivo. Dani Calvo y Javi Mier para dentro y Jimmy y Brugman al banquillo.

Las dos últimas ocasiones del partido llevaron el nombre de Claudio Medina y de Juanma. El delantero leonés controló mal el balón y el de La Rinconada se vio negado por Joan Femenías, que despejó el balón con los dedos. El Plantío apretó más que nunca y los oviedistas no querían ni mirar, pero no había tiempo para más. El Real Oviedo asaltaba uno de los campos más complicados de LaLiga SmartBank y sumaba su tercera victoria fuera de casa del curso. En resumen, el Oviedo se queda a un solo punto del playoff, que lo marca el Girona. El próximo sábado 26 a las 18:15, los del Cuco Ziganda tendrán una nueva oportunidad para sumar tres puntos en casa ante la Real Sociedad B y cerrar el mes de febrero con 8 puntos de 12 posibles.

Leave a Reply