CRÓNICA | ALCORCÓN 0-2 VALENCIA: EL ESPÍRITU DEL ‘ALCORCONAZO’, APAGADO POR EL MURCIÉLAGO

Fuente de la imagen de Portada: Diario ‘AS’

Triunfo vital del Valencia frente a un Alcorcón que estuvo en un “quiero y no puedo” constante para anteponerse a las circunstancias, aunque hizo un buen partido pese a enfrentarse a un rival de primera que, en dos jugadas clave, se llevó el partido pese a la amenaza de saber que el equipo al que se enfrentaban ya se había cargado en alguna ocasión, no sólo a un club de primera, sino a un supuesto grande del momento. El espíritu del 2009 se despertaba para este partido. Sin embargo, el cuadro ché supo combatir ante dicha bella fábula.

Los de Javi Gracia están teniendo una temporada infarto, lanzando agua por la borda de su barco para no sumergirse al pozo de segunda, pero en copa siguen vivos, aunque en este duelo es cierto que militaron en el once jugadores suplentes la mayoría o sin ser titulares fijos, así lo vimos en la primera mitad, caso de Sobrino, Koba Koindredi, protagonista en el primer gol, o el portero Cristian Rivero. Por parte del Alcorcón, estuvo bien posicionado atrás, tratando de marcar bien las líneas y el posicionamiento en defensa ante la amenaza de Guedes y Vallejo y la velocidad punta de pantera de Yunus Musah y Correia detrás, pero cabe destacar aquí la solidez de José León, David Fernández, Javier Castro y las coberturas de Juanma para conectar la medular con la defensa. Bien posicionado el Alcorcón hasta llegó el gol ché, en un contraataque realizado por Manu Vallejo que Koba, completamente solo, batió al guardamenta local. A partir de aquí, el Valencia trató de dominar el balón mientras que el Alcorcón buscaba aprovechar en algún descuido valencianista. Samu Sosa y Barbero estaban como hienas en terreno de gacelas, es decir, pendientes del momento para hacer daño, pero se llegó al descando por la mínima favorable para el Valencia.

En la segunda mitad, el partido empezó sin ocasiones claras pero con varios altibajos, constantes contragolpes sin fortuna para ambos equipos aunque el Valencia era quien, en teoría, llevaba la batuta. Sin embargo, Anquela quiso ganar en poderío físico para la medular metiendo a Boateng y buscando desborde y revolución añadiendo al terreno a Ale Llamas para que intentara de las suyas. Sin embargo, la segunda parte transcurría sin oportunidades claras. El Alcorcón buscaba la manera de intentar buscar opciones ofensivas mientras que el Valencia esperaba matar el partido en un contraataque y en cualquier jugada de estrategia a balón parado. Y pudo marcar el segundo con un jugadón de Uros Racic, emulando a Kaká, estrellando su disparo al palo y dejando helado a Casado si eso llega a entrar. El Alcorcón peleaba, lo buscaba, pero finalmente, Manu Vallejo, de los MVP del partido, hizo el segundo gol de falta directa. A partir de aquí, la emoción menguó hasta tal punto donde el Alcorcón, salvo algún intento puntual, desapareció en ataque, incluso el Valencia pudo meter el tercero con un tiro al palo de Racic y en el rechace, Jason se la pasó al fantasma de Canterville, es decir, a nadie que vistiera de blanco.

En resumen, Los valencianos pasan a octavos de la copa del Rey ante un Alcorcón que no tuvo la capacidad para imponerse a los visitantes. Por parte del Valencia, destacar a Uros Racic, quien fue el autor del manejo de timón del equipo en la organización de juego y, sobre todo, el gaditano Vallejo, quien regaló el primero y anotó el segundo. Por parte del Alcorcón, destacar la participación de Ale Llamas desde que entró y el trabajo de Juanma Bravo.

Pol Belman

Leave a Reply