Anécdotas en el Cartagonova| El uruguayo que entrenaba al Cartagena desde su país

Mientras no empieza la liga, como en el artículo anterior, me gustaría que conocierais a un figura de principio a fin, con una historia muy curiosa y divertida a la vez.

Julio César Ribas Vlacovich es un técnico uruguayo. Con 19 años ya tenía el título de entrenador, el más joven de la historia de su país, aunque empezó a dirigir 17 años después en el Sud América, donde lograría un récord de 23 partidos invicto. Eso en 1993. Posteriormente logró conseguir buenos resultados con distintos equipos.

En el 2000 empezó su curiosa historia, esta vez en Peñarol, cuando en un clásico contra Nacional en el Estadio Centenario, se montó una tangana tan agresiva que se llegaron a las manos y dónde tuvo que intervenir la Ley de Seguridad Ciudadana, que se saldó con nueve jugadores y Julio Ribas detenido. Curiosamente, Peñarol ganó la liga estando su míster en prisión. Aunque únicamente fueron 11 días, Julio prometió a su familia que nunca más se iba a pelear.

Pelea entre Peñarol y Nacional en el Estadio Centenario que se salda con 9 jugadores y Julio Ribas detenido.

En 2008, esta vez como seleccionador de Omán, volvió a estar en el foco debido a excluir a la estrella de la selección Bader Maimani, justificando que no hay cracks con él de entrenador y que quién no se cuida como un profesional, no juega. Tiempo después fue despedido.

Años más tarde llega a Cartagena, donde, hace más curiosa su vida si cabe. Dirige al Cartagena por teléfono ya que llegó sin Visa de trabajo y, cuando se le acabó su permiso como turista, tuvo que volver a Uruguay, donde dirigía a sus pupilos, más concretamente en Montevideo.

Julio Ribas como entrenador del FC Cartagena.

Julio Ribas dirigió al efesé a 11.000km de distancia y aguantó hasta final de año, donde se buscó un sustituto. Sorprendentemente, los resultados nunca fueron del todo negativos, del 11 de septiembre al 19 de octubre únicamente perdió una vez y ganó otra, los demás fueron empates.

El motivo por el que Rivas aguantó tanto a las riendas del FC Cartagena fue por la empresa Sofinvest que trajo para rescatar al Cartagena del descenso a tercera con 200.000€, eso le hizo tener un ancho hilo para poder trabajar.

En 2014 volvió a Cartagena, esta vez como Mánager para intentar devolver al equipo a Segunda, uno de los fichajes fue su hijo, Sebastián Ribas, que no tuvo un año malo, pero tampoco era titular en el equipo. No consiguió el ascenso y poco tiempo después, se fue.

Después, dirigió a los Lincoln Reds de Gibraltar donde hizo historia metiéndolo a una segunda fase de Champions, algo que era impensable.

Actualmente dirige a la Selección de Gibraltar, pero ya es historia del FC Cartagena, fue “el uruguayo que entrenaba al Cartagena desde su país” Algo prácticamente irrepetible.

Leave a Reply