ANÁLISIS | PINCHI‌ ‌REGRESA‌‌ ‌PARA‌ ‌ASENTARSE‌ ‌EN‌ ‌SEGUNDA

El delantero gallego llega cedido al Fuenlabrada procedente del Extremadura buscando continuar con las buenas sensaciones de final de temporada.

Salido de la cantera del Depor, fue dirigido por Manuel, actual entrenador del Extremadura. En la 18/19 dio un cambio de aires hacia el Atlético de Madrid B. Como él mismo me comentó en una entrevista que le hice hace unos meses, el primer año le costó bastante. Tenía mucha ansiedad por marcar y las cosas no le salieron del todo. En su segunda temporada (la pasada), consiguió anotar 10 goles, 9 en la fase regular y 1 en el play off, manejando mucho mejor la presión y sintiéndose más cómodo en el equipo. Este verano fichó por el Extremadura y ha contado mucho tanto de titular como saliendo desde el banquillo (ha sido el fichaje, después de Nono, con más minutos). Manuel lo ha empleado sobre todo como segunda punta, aunque Pinchi casi siempre ha jugado en banda en sus otros equipos.

No ha podido destacar su velocidad ya que el Extremadura no ha estado acertado en transiciones rápidas ni en los pases al espacio, pero es un jugador rápido, ágil, que aprovecha esa capacidad para desbordar en el uno contra uno a pesar de no ser el mejor regateador.

Otro factor clave en su juego es la intensidad, lo que mejor representa el estilo del Fuenlabrada. No para de correr durante los 90 minutos y es francamente bueno en la presión. Sabe perfectamente detectar las zonas en las que apretar al rival y no da un balón por perdido.

NO TE LO PIERDAS  PREVIA | Fuenlabrada vs UD Ibiza: Nuevo año, mismas metas

Es cierto que al principio de temporada le costó dar un plus desde el banquillo, pero a medida que fue cogiendo protagonismo siempre ha aportado cuando se le ha necesitado, aunque tiene que seguir mejorando si quiere convertirse en titular habitual cuando todos estén sanos.

No se suele destacar mucho entre los aficionados, pero es sumamente inteligente. Sabe perfectamente cuando desmarcarse y hacer daño a los rivales, y posee una visión de juego más que notable. Es cierto que no tiene el último pase de Kike Márquez, pero tiene buena lectura de juego.

Además de su lectura, también destaca por estar en el momento adecuado para generar jugadas de peligro, el famoso oportunismo. Ha provocado 3 penaltis esta temporada, destacando sobre todo el que le dio el 0-2 a su equipo contra el Alcorcón, consiguiendo la primera victoria de la temporada.

Como he comentado anteriormente, ha aprendido a manejar la presión y la ansiedad de mejor manera, sin obviar el compromiso con el club y la buena adaptación que ha tenido en el vestuario y con la afición. Es muy maduro para su edad y eso solo le puede beneficiar.

Aunque el año pasado registró una buena cuota de goles, le ha costado este curso, fallando varias ocasiones claras de gol, por lo que tiene que mejorar la definición. Creo que esto será cuestión de tiempo, ya que en el Atleti también le costó en su primera temporada y en el tramo final de liga ha aumentado sus cifras.

Es cierto que ha progresado en su fuerza y ha ganado masa muscular, pero no destaca por ser corpulento y resistente al choque, lo que también le perjudica en su juego de espaldas. Por ello hay una gran diferencia entre sus duelos ganados en el suelo (47%) y aéreos (39%).

Debido a su altura y poca corpulencia, el juego aéreo es su principal defecto. Ha jugado mucho de nueve a pesar de no ser su posición y esto no le beneficia de cara a puerta ya que casi nunca se le ha visto rematar de cabeza, ya que prefiere llegar desde atrás.

Hablando de su encaje en el Fuenlabrada, está destinado a ser un jugador importante, dando un plus al equipo sobre todo entrando desde el banquillo en el minuto 50-60 o rotando a alguno de los titulares por sobrecarga de partidos o lesiones. Se puede ganar el puesto en el once perfectamente y Sandoval va a potenciar al máximo su polivalencia, teniendo en cuenta que ha sido muy flexible en sus esquemas desde que llegó al conjunto madrileño. Con Álex Mula y Nteka como indiscutibles, creo que se puede asentar en banda derecha si Mula vuelve a izquierda, su posición natural. Otra opción es la de verle en punta cumpliendo el rol de Jeisson, aunque como digo, no es su mejor posición.

Leave a Reply