ANÁLISIS | LA EVOLUCIÓN DE ENRIQUE CLEMENTE

Enrique Clemente sigue siendo una temporada más una de las promesas más importantes de La Liga Smartbank. El central ha encontrado un contexto ideal para crecer en el Logroñés se ha convertido en un pilar para Sergio Rodríguez con el paso de las jornadas.

Se desarrolla desde pequeño en la cantera del Zaragoza, siendo él de la ciudad y ha ido pasando prácticamente por todas las categorías posibles. En la temporada pasada empieza a contar de forma habitual para Víctor Fernández en la rotación y ya se atisba el potencial que atesora. 

La progresión de Clemente está siendo progresiva, natural, en línea ascendente continua pero sin cambios radicales de rendimiento o estado de forma. Su buen juego le ha permitido situarse como uno de los mejores canteranos del fútbol español de la actualidad y ser convocado en la selección sub21 de forma habitual.

Su cesión al Logroñés fue bastante polémica debido a que muchos aficionados del Zaragoza creían más conveniente que siguiera creciendo en casa, pero la llegada de Jair Amador para sustituir a El Yamiq y el ascenso a la primera plantilla de forma permanente de Alejandro Francés han supusieron que se quedara sin hueco. Ambas opciones eran buenas para el jugador, pero no para el Zaragoza, que actualmente se encuentra colista de la categoría de plata.

El Logroñés tiene un estilo bastante definido, siendo un equipo intenso y bastante versátil tanto en planteamiento como en esquema con jugadores dinámicos que son capaces de hacer muchas cosas, en especial en el centro del campo con un Andy Rodríguez estelar. A pesar de su mal inicio han cosechado una racha de 6 victorias seguidas espectacular, con Clemente jugando de central izquierdo ya sea en línea de cuatro o en línea de 5 y siendo indiscutible. El sistema de tres centrales le potencia al máximo, siendo el zaragocista un central zurdo capaz de jugar de lateral. 

NO TE LO PIERDAS  S.D ÉIBAR – U.D ALMERÍA | Dos gallos se enfrentan en Ipurúa

Clemente, como casi todos los centrales jóvenes, irá ganando peso y corpulencia física con el paso de los años. A día de hoy no es un portento físico ni es dominante en el cuerpo a cuerpo, pero suple ese defecto con una buena lectura del juego y una buena colocación, aunque también por su inexperiencia, sufre algunas desconexiones, sobre todo cuando lo sacan de sitio o juega de lateral. 

Con su 1,84 de altura, se defiende bastante bien en el juego aéreo, ganando un 54% de los duelos que disputa, pero si mayor virtud es el trato del balón. Es un central dominante en conducción completando un 100% de los regates que intenta, normalmente sacando el balón jugado ante la presión rival, y destaca por su gran pase tanto en corto como el largo, registrando un 82% de acierto por partido. 

Tampoco es un central impulsivo que mida mal sus entradas, lo que le permite acumular pocas tarjetas en su casillero, tan solo 3 amarillas en 9 partidos disputados. No se complica y la ayuda de un central más veterano y líder le permite lucir más, siendo un defensor completo tanto a campo abierto como cerca de su área, promediando 3,4 despeje por encuentro. Para no ser alto no es de los más rápidos de la categoría aunque tiene una buena cintura para no sufrir en el giro. 

En conclusión Enrique Clemente se está convirtiendo en mejor futbolista cada temporada que pasa y no es solo futuro, sino también presente, lo que le ha permitido ganar el premio a mejor jugador del mes por Gol de Plata.

NO TE LO PIERDAS  PREVIA | UD Las Palmas - CD Tenerife, un derbi por todo lo alto.

Comenzar una Conversación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *